1. COMPAÑERO/A DE SALUD. Cuando eliges un PCP, estás eligiendo un proveedor que será tu acompañante en salud durante mucho tiempo.  Tu Doctor primario será el principal punto de ayuda con respecto a cualquier preocupación que tengas sobre tu salud.  He escuchado muchas veces en la clínica «no quiero a nadie nuevo» o «tengo que contar la misma historia a otra persona» y sí, algunas historias son interesantes para contar muchas veces, pero algunas no quisiéramos repetirlas jamás. Cuando tu tienes un PCP, esa persona conocerá tu historia, por lo tanto, tu puedes confiar en ellos y decirles cosas que no le cuentas a nadie más.

  2. CONTINUIDAD DE LA ATENCIÓN. Con el tiempo, tu PCP tendrá un conocimiento continuo de su salud y enfermedades, esto facilitará el flujo de su tratamiento, podrá entender mejor las opciones con respecto a sus próximos pasos de tus tratamiento y las diferentes formas de tratar tus enfermedad. Tu PCP te ayudará a anticipar posibles complicaciones o enfermedades basadas en tu genética o problemas de salud anteriores.

  3. RECARGA DE MEDICAMENTOS. Tener un PCP ayudará a tener una recarga rápida de tus medicamentos de una manera fácil y oportuna, al establecer visitas frecuentes y seguimientos, tu medicamento estará disponible en la farmacia sin demoras ni inconvenientes.

  4. PUNTO CENTRAL DE ATENCIÓN. Los médicos del corazón, los médicos de pulmón, los ginecólogos, todos son excelentes dentro del alcance de su especialidad, pero solo se centran en partes específicas de tu cuerpo, por lo tanto, solo en partes específicas de tu salud. Tener un PCP es como crear una estación central o una «nube» de información donde se reúnen todas las diferentes decisiones y tratamientos de diferentes especialistas y finalmente se pueden integrar en su propio plan. Tener un PCP ayuda a prevenir interacciones medicamentosas incorrectas y ordenar más de una vez el mismo examen desde diferentes oficinas, también tu PCP te explica las perspectivas y los temas de los especialistas, pero con una cara familiar que conoces.

  5. AHORRA TIEMPO Y DINERO. Cuando tu PCP te conozca, todas sus visitas se centrarán más en tu historial de salud en particular. La mayoría de los PCPs pueden tener citas el mismo día o tener un horario abierto para asuntos más urgentes tales como: fiebre, dolor de garganta y otras urgencias menores; ahorrándole tiempo para que no tenga que esperar largas horas en una sala de emergencias o en oficina de urgencias. Además de eso, ir a un PCP significa un costo más bajo para los seguros, los copagos o deducibles o si no se tiene seguro en absoluto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *