1. ¡SIN COSTO ADICIONAL! El examen anual está cubierto por la mayoría de los seguros; puedes aprovechar este servicio desde tu seguro, llamando a una cita con su médico de cabecera. Por lo tanto, tendrás una evaluación básica de tu salud sin costo adicional para tí (ya que su pago mensual de seguro debe cubrir esto).
  2. ¡IDENTIFÍCALO A TIEMPO! El chequeo anual ayudará a identificar potenciales enfermedades antes de que causen problemas más significativos. Algunas condiciones dan «pistas» antes de causar mucho daño en el cuerpo con mayores consecuencias; por ejemplo, un ligero aumento en la presión arterial se puede manejar con ejercicio, dieta adecuada y cambios en el estilo de vida. En muchos casos, las medidas preventivas pueden reducir la necesidad de medicamentos y disminuir el riesgo de un evento cardiovascular como un derrame cerebral o un ataque cardíaco.
  3. ¡ADAPTADO A CADA EDAD! El examen anual te permite reevaluar las necesidades de tu cuerpo y los cambios que vienen con la edad. Por ejemplo, sirve como un excelente momento para responder preguntas sobre la salud de los adolescentes o mujeres cercanas a la menopausia y qué esperar de estos cambios. Además, hay muchas recomendaciones de seguridad a tener en cuenta para los niños, por ejemplo, consejos de seguridad al usar la piscina durante el verano, entre otros que se pueden discutir durante las visitas de chequeo general.
  4. ‘SI NO PUEDES MEDIRLO, NO PUEDES CONTROLARLO» Con el chequeo anual, puedes conocer tus niveles normales y comparar año a año; puedes tener una idea de lo cerca que estás de tu peso ideal, presión arterial, niveles de oxígeno, colesterol y hormonas. Tener una línea de base puede determinar si algo se ha visto afectado; por ejemplo, un aumento drástico en una prueba de próstata de un año a otro, incluso dentro de los límites normales, puede indicar el comienzo de problemas de próstata incluso antes de que surjan los síntomas. Otro ejemplo es que algunas mamografías en comparación con las anteriores pueden decir si un cambio es bueno o malo.
  5. ¡Es solo UNA VEZ AL AÑO! Entonces, ¿por qué no dedicar un día (solo unas pocas horas) al año para brindarte tranquilidad a ti mismo y a tus seres queridos con respecto a tu salud? Piensa en todos esos días viendo películas o sin hacer nada significativo donde podrías haber invertido unos minutos de tu vida en tu autocuidado. Cuanto más pienses en tu salud y crees un plan para estar más saludable, más podrás prevenir el envejecimiento y sentirte más joven y mejor. Te mereces al menos un día para disfrutar de un año más saludable. ¡Así que no dudes en hacer tu cita ahora! 

 PSD, Si no tienes seguro, aún puedes hacer tu examen físico anual; Pregúntale a tu médico los precios y paquetes para pagar tu examen físico anual tu bolsillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *